Fortalecer el suelo pélvico es un ejercicio muy importante que se puede hacer en cualquier lugar y no necesitan estar desnudo para hacerlo. Varios hombres que sufren de disfunción eréctil, comenzaron a practicar estos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico y notaron una gran mejora en su vida sexual. Ver ejercicios de respiración que pueden ayudar a eliminar la disfunción eréctil.

¿Qué es suelo pélvico?

Son los músculos que se encuentran en la región pélvica. Los hombres y las mujeres tienen estos músculos. Los músculos del suelo pélvico son entre las nalgas y el hueso de la pelvis.

Estos músculos están en la misma clase de los bíceps, tríceps y abdomen. También pueden ser conocidos como el músculo pubeo-coccígea o músculo PC y es un importante contribuyente a la actividad sexual.

Para fortalecer los músculos del suelo pélvico primero tiene que saber dónde están estos músculos, haga lo siguiente:

  • Ir al baño, comenzar a orinar.
  • Pare de orinar durante el flujo. Los músculos que se usan para detener la orina son los músculos del suelo pélvico. Debe sentir estos músculos cada vez que orine. Si usted no puede sentir la primera vez que lo intente, intente de nuevo.
  • Al conseguir el flujo de orina, pasa los dedos entre los testículos y el ano, mientras se mantiene el flujo de orina. Usted será capaz de sentir los músculos contraídos.
  • Después de localizar los músculos, apretarlos cuando no está orinando.

Felicitaciones, ahora usted sabe dónde está el músculo que necesita ser fortalecida. Ahora vamos a ver cómo lo ejercen.

Fortalecer el suelo pélvico

Primer ejercicio para fortalecer el suelo pélvico:

Al igual cualquier otro ejercicio, es recomendable comenzar por fases. Se puede practicar estos ejercicios a su propio ritmo, comenzando lentamente y aumentando durante más tiempo con el curso de fortalecimiento muscular. Imagínese los abdominales, no se puede empezar a hacer 100 abdominales al día, su cuerpo no estaría dispuesto, lo mismo sucede con estos ejercicios.

Primer paso: tensos los músculos, mantener y soltándolos. Hacer 20 repeticiones al comienzo y con el tiempo aumentar gradualmente. Al llegar en 60 repeticiones, pasar a la siguiente etapa.

Segundo paso: Disminuir la cantidad de flexiones y aumentar el tiempo de contracción en cada uno de ellos. Mantenga la contracción durante 2 o 3 segundos antes de relajarse. Respirar y relajarse durante 3 segundos. Seguir haciendo las repeticiones y aumentando gradualmente. Cuando usted puede hacer esto por 60 veces seguidas sin ningún tipo de esfuerzo para pasar a la siguiente fase.

Paso tres: Mantenga la contracción durante más tiempo. Trate de mantener las contracciones ahora por 6 o 7 segundos. Y relajarse durante 6 segundos. Cuando usted puede hacer esto por 60 veces seguidas pasar al siguiente ejercicio.

Cuarto paso: Por último, entrenar los músculos para mantener la contracción durante 15 segundos o más. Relajación durante 6 segundos. Cuando usted puede hacer esto por 60 veces seguidas pasar al siguiente ejercicio.

No se olvide de relajarse después de la contracción del músculo, ya que este es el período en el que se fortifican los músculos.

Mantener su patrón de respiración

Una forma de que el ejercicio no es llegar a ser tedioso es mantener su patrón de respiración en la práctica de las contracciones. Para obtener los mejores resultados, tenga cuidado de no flexionar otros músculos, como el abdomen, los muslos o las nalgas. Y cuidado de no contener la respiración. Usted debe ser capaz de respirar libremente durante el entrenamiento.

Lea más sobre cómo hacer el sexo inolvidable, aquí.

Segundo ejercicio para fortalecer los músculos del suelo pélvico:

Dado que los músculos del suelo pélvico, tiene un diámetro grande, hay diferentes áreas del músculo para entrenar. Pensando en ello, este ejercicio le enseñará a contraer los músculos alrededor del esfínter. Es muy simple.

La parte del músculo en cuestión es el mismo que se utiliza para realizar una evacuación intestinal. Llene la mitad de los pulmones con aire y sacar el aire de los pulmones hacia abajo. Concéntrese en su esfínter y apretar tanto como sea posible. En este punto, si está haciendo correctamente, se sentirá su ano siendo desplazados ligeramente. Tratar de ampliar esta contracción en los genitales.

Al principio se puede mantener la contracción durante 3 segundos. Prueba esto por otros 20 repeticiones para aumentar gradualmente por 60 contracciones. Al llegar el 60, se puede tratar de contraerse durante 7 segundos y aumentar las repeticiones gradualmente a 60 veces.

Finalmente, mantener la contracción durante 15 segundos y vuelva a intentarlo gradualmente aumentar a 60 repeticiones.

Tercer ejercicio para fortalecer el suelo pélvico:

Esta es una variación de lo primero ejercicio. El movimiento es casi el mismo, pero se tratará de hacer repeticiones rápidas y un movimiento vibratorio.
De esta manera, usted aprenderá cómo se contraen y se relajan más rápidamente cada ejercicio.
Repita estos flexiones lo máximo que el apoyo, hasta el punto de agotamiento. Cada vez que practique el ejercicio, que debe ser capaz de ir un poco más largo que el tiempo anterior.

Si usted sufre de disfunción eréctil puede buscar los complementos específicos que ayudarán a resolver este problema, encontrar estos suplementos en: virectil.es. Para obtener más información acerca de la disfunción eréctil, haga clic aquí.

Back to list

Related Posts

Deja una respuesta